LAS PIRÁMIDES DE EGIPTO
03.2019

Para los egipcios antiguos, la muerte era el viaje más importante en la vida: la mayoría de su tiempo se pasó preparando para el camino hacia el próximo mundo. Esto fue cierto para los faraones, los regentes de las tierras del Nilo, quienes eran venerados no como reyes, sino como los representantes de los dioses sobre la Tierra. Se erigieron tumbas más majestuosas que las casas de los vivos durante su historia de dos milenios, con las más icónicas siendo las pirámides, enormes túmulos de piedra creadas solamente para guardar los restos y los tesoros materiales de los faraones.

Hay entre 118-138 pirámides repartidas por Egipto, con casi todas siendo situadas en la orilla oeste del Nilo, siguiendo simbólicamente el camino del sol poniente, que, según los mitos, llevaba al mundo de los muertos. De éstos, las tres pirámides de Gaza son las más famosas, construidas para los farones Keops, Kefrén y Micerinos. La pirámide de Keops, apodada la Gran Pirámide, contiene tres cámaras, una para el faraón, otra para su reina, y la gran galería, que sirve como una vía central dentro de la tumba. Curiosamente, hay un espacio hueco directamente bajo la gran galería, conocido como el Gran Vacío, la cual no tiene función aparente, dado que no es ni un almacén ni una cámara funeraria.

Aún se desconoce cómo exactamente se construyeron las pirámides, algo que añade al misterio de las estructuras, ya que han surgido leyendas acerca de ellas, desde las hazañas de saqueadores de tumbas hasta momias vivientes que acechan en las cámaras mortuorias. Durante su campaña en Egipto, Napoleón Bonaparte entró en la Gran Pirámide, pero se cuenta que salió aterrado. ¿Qué podría haber descubierto el futuro emperador de Francia en la mansión de los muertos…?

       

Legal Notice · Privacy Policy · Cookies Policy · © 2020 Mondejar Architecture Studio® – All Rights Reserved