LOS HULDUFOLK DE ISLANDIA
02.2019

Los cuentos escandinavos y nórdicos nos han dado numerosas bestias legendarias icónicas, la más conocida siendo el troll, un monstruo grande, tonto y maligno que acecha en lugares remotos y se convierte en piedra al ser expuesto a la luz del sol. Mientras que estas criaturas se encuentran generalmente en cuentos de hadas para entretener a los jóvenes, algunos países toman en serio a estas creencias, y hasta su infraestructura puede ser afectada por lo sobrenatural.

Con sus panoramas de hielo y de fuego volcánico, Islandia es un escenario perfecto para cualquier relato fantástico. Entre sus glaciares y sus colinas marcadas por el clima, se hallan leyendas sobre una raza misteriosa que vive en un mundo paralelo, sólo dejándose ver cuando les apetezca: los huldufólk, la gente escondida. También conocidos como elfos o hadas, viven en armonía con el mundo natural, creando sus hogares bajo cerros y montes, como Álfaborg en Borgafjörđur Eystri, y parecen pertenecer a un tiempo puro y mágico antes de la llegada de los humanos, al igual que las leyendas irlandesas sobre los Tuatha Dé Danann, la gente de la diosa.

Aunque fueron predominantes antes de la llegada del cristianismo en el siglo XI, los cuentos sobre los huldufólk han perdurado, resistiendo a las influencias de nuevas religiones y a la resignación de sus leyendas a los libros infantiles. En el siglo XIX, fueron una representación romántica de una Islandia más pura que se había perdido, al igual que su identidad.

Hoy en día, mientras que la mayoría de los islandeses los ven sólo como un mito y una curiosa atracción turística, algunos tratan con cuidado las obras de construcción, ya que podrían dañar las colinas de la gente escondida, y hay relatos de máquinas que se han averiado sin explicación y sitios de obras siendo abandonadas, para no molestar a la raza mística viviendo bajo las rocas.

       

Legal Notice · Privacy Policy · Cookies Policy · © 2020 Mondejar Architecture Studio® – All Rights Reserved