LAS CATACUMBAS DE PARÍS
09.2019

Aparte de ser conocida por su arquitectura impresionante, París tiene un lado escondido, más oscuro. Bajo la ciudad se halla un secreto sólo accesible a unos cuantos, pero que causa pesadillas a todos quienes descienden a sus profundidades. Para aquellos quienes tienen la valentía de enfrentarse a sus miedos, aguarda la Place Denfert-Rochereau…

Se ha cavado una red de túneles bajo París, de donde antaño se extrajo caliza como un elemento de construcción. A pesar de haber estado abandonado durante siglos, los túneles no se encuentran vacíos: en el siglo XVIII, viendo que se estaban desbordando los cementerios dentro de la ciudad, lo que causaba colapsos debido a la cantidad de cadáveres, se tomó la decisión de mover los cuerpos a una parte del sistema de cavernas, creando osarios para contener los huesos de unos seis millones de personas.

Bajo la dirección de Louis-Étienne Héricart de Thury, quien tuvo la idea de transformar los montones de restos desordenados en un mausoleo-museo, algunos de los nichos, como el Nicho de la Lámpara Sepulcral, presentan huesos apilados en patrones ordenados, notablemente con cientos de calaveras decorando las paredes. Aunque los nichos sólo forman una pequeña parte de la red de túneles, los parisinos llaman catacumbas a todo el sistema, y debido a su presencia subterránea, no se pueden construir edificios altos sobre ellos, ya que su peso podría colapsar a las cavernas.

Debido a su naturaleza inquietante, las catacumbas son una atracción turística para cualquiera quien se siente atraído al lado siniestro de la vida. Se han rodado algunas películas en las cavernas, como Así en la Tierra como en el infierno, una película de terror en la cual los túneles son la entrada al mismísimo infierno, en 2014. Curiosamente, en 2004, la policía encontró a un salón de cine totalmente funcional entre los nichos, con pantallas y hasta un bar y restaurante, pero nunca se encontró a quien lo montó.

       

Legal Notice · Privacy Policy · Cookies Policy · © 2020 Mondejar Architecture Studio® – All Rights Reserved